Julio Bustamante – Material Volátil, 2005

LA CASETA


Per a la petita Mandi, a Vilamarxant

Te’n recordes, pare, l’ any que morí  la conilla
i la gata amamantà  a tots els conillets …?
Quina vida et pegaves a la caseta,
quina escola inigualable la natura …
Aquell camí sense fí, llarg i ample
de la teva infantessa.

Cabell de panotxa, xiqueta silvestre creixent
extasiada amb l’olor a llenya cremant-se,
entre la sorpresa i l’inocència
que encara saps portar al rostre i a la teva véu.
Com una vespra d’estiu
quan a crits s’ obrin les comportes
i  l’ aigua entra en els camps.

Ulls bocabadats descobrint sempre,
asombrant-se davant d’un nou niu de les aus,
d’un altre color que mai no havíes vist
i una mà misteriosa dibuixa allà en el cel …
Potser la del teu amic invisible
amb el qual parles sovint
amagant-te dels majors.

LA CASETA

¿No te acuerdas padre del año que murió la coneja
y la gata amamantó a todos los conejitos?
Vaya vida te dabas en la caseta,
vaya escuela inigualable la naturaleza…
Aquel camino sin fin, largo y ancho
de tus días de infancia.

Cabellos de trigo, chiquilla silvestre creciendo
extasiada con el olor de leños ardiendo,
entre la sorpresa y la inocencia
que aún sabes llevar en el rostro y en la voz…
Como una tarde de  estío,
cuando a gritos abren las compuertas
y el agua entra en los campos.

Ojos de par en par descubriendo siempre,
asombrada ante un nuevo nido de las aves,
ante un nuevo color que no habías visto aún
y una mano misteriosa dibuja allá en el cielo…
Tal vez la de tu amigo invisible
con el cual sueles hablar
cuando nadie puede oír.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>