Julio Bustamante – Lluvia Cascabel, 2008

LA ESPECIE DE TOM SAWYER


Una terraza de madera,
la de un quiosco abandonado en el otoño,
donde llegan las olas; alguien las espera …
acostada sobre los tablones
mientras la luz de la tarde va cayendo
sobre la playa infinita, ajena a las prisas,
acariciando su espalda
con el viento suave de septiembre
y los rayos del sol.

Niña vagabunda, especie de Tom Sawyer
frente al Mediterráneo en todo su esplendor.
Sin ganas de pensar en absoluto,
expuesta sin más a los colores,
eternidad de los abismos
que conducen al olvido …

Mientras escribo estas palabras,
humilde intento de acercar
aunque sea un poco nada más
de esa inmensa gloria azul.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *