Julio Bustamante – La vida habla, 2000

ESTADIO – ESTABLO


«Divide y vencerás» (Julio César)

Allá  van  desesperados, de  la  razón  alejados
entregados  a  pasiones a  la  altura  de  los  pies
que  dividen  el  estadio y  lo  que  es  peor  aún,
el  corazón  de  la  gente para  que  gane  el  de  siempre
el  partido  que  te  parte, el  partido  que  decide
si  serás  afortunado o tan  sólo  un  pobre  diablo.

Y  ellos  pagan  encantados para  sentirse  enfrentados
como  gallos  de  pelea una  vez  a  la  semana
aunque  se  extrañen, dolidos, de  que  aún  existan  guerras
en  otras  partes  del  mundo … Y  así  el  mundo  rueda  y  rueda
siempre  igual  de  separado, achatado  por  los  polos
entre  el  norte  y  el  sur que  es  lo  que  más  le  interesa
al  que  dirige  el  ganado con  la  col  de  la  victoria
siempre  a  un  palmo  de  la  boca.

Y  en  la  misma  cucharada echan  deporte  y  venganza,
y  un  poquito  de  arrogancia, que  es  la virtud  principal
para  poder  vender  luego la  protección  del  estado
y  paliar  así  el  efecto del  veneno  que  inventaron

Aquí  no  hay  más  equipo que  el  dinero  y  el  poder,
ahí  si  que  no  hay  diferencias de  países  ni  de  razas.
Deben  de  reírse  mucho mientras  contemplan  el  lío
con  que  han  colonizado a  unos  tipos  tan  pavos.
…  Que  si  el  Madrid,  que  si  el  Barça,
que  si  el  gallego  o  el  vasco…

Que  fácil  es  separar mientras  haya  tanto  incauto
que  deje  sus  sentimientos a  merced  de   intermediarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *