Julio Bustamante – Con tal de volar, 2003

UNA CASA PARA EL TIEMPO


Cuántas palabras
a lo largo de una vida
para aprender a estar callado,
para acabar viviendo
de las nubes y del viento.
Para ser sólo el instante
en que vuela una canción.

Cómo hacer esta canción,
una casa para el tiempo
con los sueños que se tocan
fácilmente con las manos
y que en ningún caso nadie
nos podría arrebatar.

Cuántas palabras vividas
que se quedan para siempre
en las paredes desnudas
disfrazadas de silencio …

Cuántas historias dormidas
cobran vida de repente
y abren de golpe a la lluvia,
al relámpago y al trueno …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *